Si estás leyendo este post es porque definitivamente el fascinante mundo del blogging ha llamado tu atención y te encuentras ahora buscando algunos tips que te sirvan de guía para comenzar a darle forma a tus ideas y crear un blog.

Eso es una excelente iniciativa porque se trata de un momento clave de ese emprendimiento que estás a punto de arrancar.  Y déjame decirte que el instante de crear el blog es totalmente esencial, ya que será la ventana a lo que propones, la cara y el alma de tu proyecto, además de ser tu centro de operaciones para un posible negocio.Todo lo que gira alrededor de crear un blog

Todo lo que gira alrededor de crear un blog


Ten presente que el asunto no es solo el diseño del blog como tal, tener una cara bonita no es suficiente. Es importante también la riqueza del contenido y la interacción con los lectores. Además, es bueno contar con una óptima funcionalidad en el momento en el que trabajas en él y por supuesto garantizar la seguridad de los datos del sitio. 

Podrías pensar que a estas alturas del camino todo está listo para convertirte en blogger, pero para triunfar hace falta un poco más.Supongamos que construiste un blog genial, ahora faltaría darlo a conocer para llegar a los lectores, y finalmente captar  suscriptores, al igual que ¿por qué no? conseguir clientes que hagan publicidad en tu espacio.

Ver también: cómo ganar lectores fieles a tu blog con Instagram

¡Espera! una última cosa antes de entrar en detalles y poner manos a la obra. Es importante considerar también que luego de todo lo anterior, es recomendable implementar estrategias para que tus clientes y suscriptores permanezcan encantados con tu blog y más trascendental aún, es que se queden allí.

Pasos para crear un blog


Parece mucha información y un sin fin de pormenores que superar en este interesante sendero del blogging. Pero no te preocupes, con algo de enfoque y organización se hace realmente fácil.

Así que respira profundo y ahora sí, veamos puntualmente como sería crear tu blog paso a paso y darte algunas recomendaciones que te ayudarán a ir concretando tu sueño.

Ver:

1. Define la temática

Es muy importante que definas tu temática antes de empezar con un blog, así es más fácil saber para quién vas a escribir. Existen blogs de muchísimos temas, desde cocina, fitness, fotografía, hasta psicología, viajes, política, noticias, etc.

Tú sabes bien en lo que eres buena y cuál es tu pasión, dirigirla hacia un determinado público es esencial.  No se puede ser especialista en muchas cosas, manejar varias categorías relacionadas a un solo eje temático suele resultar muy bien.

Además, determinar tu nicho de mercado va a permitir compararte con la competencia con la intención de encontrar elementos para destacar, recuerda que el inicio del éxito de tu blog es ‘ser visto’.

2. Contrata un dominio y un hosting

Tu blog está naciendo, es necesario colocarle un nombre.  Debe ser representativo del contenido y de tu estilo, y contener en ese alias la imagen de lo que quieres proyectar.

Ten en cuenta que la identidad de tu marca está por definirse para ser reconocida en el mundo virtual, no tiene el mismo impacto lareinadelmarketing.com que expertaenmarketing.com, por ejemplo. Todo depende de la opinión que te interese generar y el tipo del público que quieres atraer.

Ok, ésta es la parte teórica del asunto, la práctica es que tienes que comprar el dominio al igual que el sitio donde tu blog estará alojado, eso es si piensas dedicarte al blogging de manera profesional.  Algunos proveedores con muy buena reputación son Webempresa, GoDaddyNamechaped y Hostgator.

¿Qué es un dominio y un hosting?

Tener estos dos conceptos claros es fundamental al momento de crear un blog.

Un dominio de una página web es su link. Por ejemplo, el dominio de Google es www.google.com, el de Facebook es www.facebook.com y el de Viajar a dedo es www.viajaradedo.com.

Ahora, un hosting, en palabras simples, es algo así como un espacio en la nube donde está almacenado tu sitio, donde se almacena todo lo referente a tu sitio web. Ese espacio se alquila y por eso hay que pagar una cuota anual.

Ahora sí, siguiendo con el tema…

Lo que tienes que tomar en cuenta para escoger el hosting ideal acorde a tus necesidades es: espacio en disco, precio, servicio técnico, seguridad de datos y velocidad. Escoger un buen proveedor de alojamiento es primordial debido a que ésta será la casa donde se hospedará tu blog.

Te cuento que con Viajar a dedo, he probado muchos hosting, y siempre había tenido problemas de rendimiento, o que la página no cargaba rápido. Y hace más de un mes me cambié a Webempresa y no he vuelto a tener problemas, me encantó muchísimo que ellos me ayudaron a instalar todo por mí misma, sin ayuda de nadie más.

Por esa razón, te lo quiero recomendar. Y de una vez te digo que su precio no es el más bajo del mercado, pero vale realmente la pena. Te digo por experiencia propia, que lo barato sale caro.

En mi caso, por querer ahorrar dinero, terminé insatisfecha y gastando más dinero volviendo a contratar el servicio.

Así que si decides seguir mi consejo, te dejo un link aquí de afiliado, con el que recibes un descuento del 25% en cualquier plan de hosting que quieras.

Para empezar te recomiendo el Plan M que ellos ofrecen. Ahí mismo puedes comprar el dominio, que tiene un costo adicional, para nada alto.

3. Instalar el gestor de contenidos

El gestor de contenidos es la plataforma donde tu proyecto va a cobrar vida. En este aspecto WordPress lleva la delantera.  La sencillez de su manejo y las múltiples opciones que ofrece la convierten en la mejor herramienta para crear un blog.

WordPress se instala una vez ya has contratado tu servicio de hosting y tu dominio.

Entre sus funciones más conocidas te vas a encontrar con la posibilidad de escoger plantillas de diseño, hacer entradas, añadir comentarios,  organizar los artículos por etiquetas o categorías, agregar módulos o widgets, y muchas otras tantas que te permitirán moldear el blog a tu gusto.

No tienes excusa, con estos pasos ya tienes cómo comenzar a generar contenido y darle rienda suelta a tu creatividad. Recuerda que esto no termina aquí, si quieres llevar tu creación al siguiente nivel deberás posicionar y promocionar tu blog, y buscar alcanzar el gran objetivo final: fidelizar clientes.